Ático Izquierda – TODOS ESTUVIERON A LA ALTURA DE UNA CATEGORÍA ARTÍSTICA QUE RARAMENTE DISFRUTAMOS

De esta “Catedral” que la joven bailaora granadina trae al Festival de Jerez, después de triunfar en la Bienal de Flamenco de Sevilla, lo primero que nos llama la atención es el adecuado tratamiento que se da a la luz y la escenografía inquietante y silenciosa, llena de detalles y de simbologías místicas. Un marco escénico que ayuda a la solemnidad de toda la obra. Lo segundo, la dirección escénica y las coreografías bien diseñadas y perfectamente colocadas sobre el proscenio. Lo tercero, la guitarra del gran Juan Requena y el cante de José Ángel Carmona, dos profesionales sin cuyo concurso el resultado final sería bien distinto. Y lo cuarto, el vestuario de época exento de lunares y detalles tópicos, elegante y vistoso aunque no sé si cómodo para el baile flamenco.

2017-11-28T07:34:14+00:00